NOSOTROS

Vivimos momentos realmente históricos. Y es en momentos así donde nos congratulamos de ser parte de la iglesia que Jesús empezó a edificar, y con la intervención del Espíritu Santo, más de 2.000 años después sigue avanzando y siendo Sal y Luz.

Siempre ha habido y seguirá habiendo intervenciones a favor de la humanidad, en las que la Iglesia como ningún otro grupo de personas, marca la diferencia, sea para alzar su voz profética en medio de los pueblos, y también a la hora de atender el sufrimiento humano en medio de las tragedias. Al igual que cuando se trata el fomentar la vida familiar, y la vida misma. 

Y sin embargo Jesús al instaurarla, le asigno una tarea intransferible, inherente y única a su Iglesia, que es la de afectar el cielo desde la tierra, y desde el cielo traer bendición y liberación a la tierra.

Esta tarea transformativa es de hondo calado, y se efectúa por medio de la oración, en la que en el nombre de Jesús los que componemos la Iglesia tenemos acceso directo al trono de donde emana tanto el amor como el poder de Dios nuestro Padre. 

Dado que entendemos esta fuente de poder es que ministros de Dios, nos hemos juntado en esta hora en la que el cronos humano ha tenido una interacción con el Kairos de Dios. Y bajo un precioso espíritu de acuerdo y de determinación hemos establecido la que venimos a llamar la Plataforma Hispana de Oración (Hispanic Prayer Platform)

Nuestra Plataforma Hispana de Oración se establece con el fin de servir como entidad catalizadora desde la NHCLC, para servir al Cuerpo de Cristo primero en nuestra nación, y también global, ofreciendo los mecanismos de comunicación y promoción de todos los amplios conceptos de la oración, para que así todos juntos provoquemos el mayor movimiento de oración que nuestros pueblos hayan experimentado. Esto es lo que vemos reflejado, cuando la Palabra de Dios en Apocalipsis 5:8 nos indica como “las oraciones de los santos” están siendo vertidas en las copas de oro delante de nuestro Señor.

En concreto este Ministerio “Plataforma Hispana de Oración” establece los mecanismos con diversas tecnologías de comunicación, para que tanto las Iglesias, como también los Individuos y Grupos de Oración formen parte del Movimiento Global de Oración, y a su vez, promover la oración en cada Comunidad, desde el marco de la NHCLC. 

La “Plataforma PHdO” ofrece así una superficie sobre la que se posicionan Grupos, Individuos, Iniciativas, Estrategias, Proyectos y Enseñanzas, todas relacionadas con el objetivo común por la cual se establece, la oración masiva y coordinada. El objetivo pues, es Coordinar y llevar la Oración, de los Hispanos en particular, y de la Iglesia en general a un mayor nivel de efectividad y unidad. 

Esta plataforma de manera inequívoca se ofrece como un potente comunicador de la voz Hispana en el conjunto de la diversidad del Cuerpo de Cristo, para poder así añadir el don redentivo que nuestro Señor ha tenido a bien asignarnos a nuestros pueblos y nuestras gentes, que una vez redimidos por la sangre del Cordero, hoy formamos parte de la gran multitud del Cuerpo de Cristo, y que a una voz invocamos y proclamamos su nombre entre los pueblos de la tierra, y en nuestra tierra.

Esta tarea transformativa es de hondo calado, y se efectúa por medio de la oración, en la que en el nombre de Jesús los que componemos la Iglesia tenemos acceso directo al trono de donde emana tanto el amor como el poder de Dios nuestro Padre. 

Dado que entendemos esta fuente de poder es que ministros de Dios, nos hemos juntado en esta hora en la que el cronos humano ha tenido una interacción con el Kairos de Dios. Y bajo un precioso espíritu de acuerdo y de determinación hemos establecido la que venimos a llamar la Plataforma Hispana de Oración (Hispanic Prayer Platform)

Nuestra Plataforma Hispana de Oración se establece con el fin de servir como entidad catalizadora desde la NHCLC, para servir al Cuerpo de Cristo primero en nuestra nación, y también global, ofreciendo los mecanismos de comunicación y promoción de todos los amplios conceptos de la oración, para que así todos juntos provoquemos el mayor movimiento de oración que nuestros pueblos hayan experimentado. Esto es lo que vemos reflejado, cuando la Palabra de Dios en Apocalipsis 5:8 nos indica como “las oraciones de los santos” están siendo vertidas en las copas de oro delante de nuestro Señor.

En concreto este Ministerio “Plataforma Hispana de Oración” establece los mecanismos con diversas tecnologías de comunicación, para que tanto las Iglesias, como también los Individuos y Grupos de Oración formen parte del Movimiento Global de Oración, y a su vez, promover la oración en cada Comunidad, desde el marco de la NHCLC. 

La “Plataforma PHdO” ofrece así una superficie sobre la que se posicionan Grupos, Individuos, Iniciativas, Estrategias, Proyectos y Enseñanzas, todas relacionadas con el objetivo común por la cual se establece, la oración masiva y coordinada. El objetivo pues, es Coordinar y llevar la Oración, de los Hispanos en particular, y de la Iglesia en general a un mayor nivel de efectividad y unidad. 

Esta plataforma de manera inequívoca se ofrece como un potente comunicador de la voz Hispana en el conjunto de la diversidad del Cuerpo de Cristo, para poder así añadir el don redentivo que nuestro Señor ha tenido a bien asignarnos a nuestros pueblos y nuestras gentes, que una vez redimidos por la sangre del Cordero, hoy formamos parte de la gran multitud del Cuerpo de Cristo, y que a una voz invocamos y proclamamos su nombre entre los pueblos de la tierra, y en nuestra tierra.

Para ello iremos comunicando diversos aspectos y actividades periódicas de oración e intercesión. Tales como:

  • Establecer Agendas continuas de Oración   
  • Recopilar iniciativas de redes de Oración  
  • Comunicar temas de Oración                              
  • Convocar urgencias de Oración 
  • Establecer calendarios de Intercesión                      

También mantendremos una “Hotline” de oración abierta, para poder a través de ella movilizar oraciones claves con gran rapidez a múltiples esferas de intercesores. Nuestro objetivo es hacer que la oración global sea impulsada desde la iglesia Hispana y sea continua y constante.